Enfoque integrativo sobre SOP

Visión integrativa del síndrome de ovario poliquístico (SOP)

Enfoque integrativo sobre SOP

Quiero ofrecerte una visión integrativa del síndrome de ovario poliquístico -SOP- y que comprendas la estrecha relación que existe entre el desequilibrio hormonal y la nutrición, incluso la microbiota.

El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno múltiple que combina signos y síntomas asociados al exceso de andrógenos y disfunción ovárica. Entre los signos más representativos del SOP tenemos:

  • El hirsutismo
  • La hiperandrogenismo
  • Disfunción ciclo menstrual (oligoovulación o amenorrea/anovulación)
  • Ovario poliquístico

Convirtiéndolo en un trastorno endocrino y metabólico, más común en mujeres que se encuentran en edad reproductiva.

La relación entre SOP y metabolismo

El SOP es principalmente un trastorno hiperandrogénico.

El hiperandrogenismo no sólo es el factor involucrado en la oligoovulación y las manifestaciones cutáneas, sino que también facilita el desarrollo de resistencia a la insulina y disfunción metabólica.

Al mismo tiempo, la insulina actúa como un estimulador de las glándulas suprarrenales, estimulando una producción de andrógenos y modulando la hormona luteinizante que estimula la producción de andrógenos en los ovarios. Esta situación complica el cuadro clínico.

La resistencia a la insulina es un estado metabólico que suele presentarse en la mayoría de personas en diferentes grados dependiendo de la capacidad que tengamos para metabolizar y asimilar los hidratos de carbono ingeridos en nuestra alimentación. A mayor resistencia a la insulina mayor es el detrimento de nuestra salud, puesto que esta resistencia conduce a un estado de inflamación crónica de bajo grado. La resistencia a la insulina es un trastorno muy común, por lo cual surge la duda ¿Puedo desarrollar SOP si sólo tengo resistencia a la insulina? Siento decirte que sí.

El hiperinsulinismo secundario “compensatorio” a la resistencia a la insulina está asociado a enfermedades como la obesidad, la diabetes gestacional y la diabetes mellitus, las cuales agravan las sintomatologías del SOP.

Tanto el SOP como todas estas enfermedades tienen un punto en común, aparecen con la alimentación actual y un estilo de vida sedentario.

Lo peor es que el daño que genera el círculo vicioso entre los andrógenos y la resistencia a la insulina no termina aquí. La disfunción metabólica a su vez favorece la aparición de grasa abdominal y visceral.

El exceso de andrógenos contribuye aún mayor acumulo de grasa abdominal y visceral, a la resistencia a la insulina y al hiperinsulinismo compensatorio, por lo que induce a una mayor secreción de andrógenos en los ovarios y las glándulas suprarrenales. Un círculo vicioso del que debes salir!!!!

La relación entre SOP y microbiota

Es esencial tener un buen status microbiano por los siguientes motivos:

– Ayudan en la digestión, aseguran la absorción adecuada de nutrientes

– Eliminan productos de deshecho

– Ayudan a crear vitaminas de vital importancia

– Controlan las bacterias dañinas y microbios

– Reducen la inflamación

– Regulan el sistema inmunológico

– Metabolizan el exceso de colesterol

¿Cómo puedo saber si mi microbiota está equilibrada?

Un análisis de heces puede reconocer bacterias dañinas, parásitos y hongos que puedan estar presentes en tu intestino, así como su status. Cuando se produce un desequilibrio en tu microbiota intestinal, es probable que te cause algunos síntomas incómodos como acné, alergias, ansiedad, colesterol alto, desórdenes digestivos o autoinmunes, diarrea, dificultad para perder peso, dolores de espalda, problemas para dormir, eczema o psoriasis, fatiga crónica, fibromialgia, flatulencia…

Debido a la pobre alimentación que lleva la población hoy en día junto al estrés y el exceso de medicación, es bastante habitual que la microbiota se encuentre dañada, y seguramente la estés pasando por alto, porque buscas tenazmente las causas de tus males.

Intestino – Inflamación – Síndrome Ovarios Poliquísticos

Cada vez son más las investigaciones que relacionan inflamación con la mayoría de las enfermedades. Esta inflamación es silenciosa y actúa sin que nos demos cuenta. Debemos concienciarnos de la importancia de nuestra salud intestinal. A corto plazo quizás nuestro cuerpo puede ser capaz de combatir la inflamación, pero, cuando alcanza cierto nivel pueden llegar a surgir diversas condiciones y enfermedades, entre ellas obesidad, resistencia a la insulina y diabetes tipo II.

Los antibióticos, pastillas anticonceptivas y otros medicamentos para el dolor contribuyen activamente a dañar la microbiota.

Sabemos que muchas mujeres con Síndrome Ovarios Poliquísticos sufren de inflamación crónica que afecta a la resistencia a la insulina y el aumento de peso, por lo que empeora los síntomas del Síndrome de Ovario Poliquístico.

Un estilo de vida saludable, así como un correcto status del intestino y la microbiota es de vital importancia para el tratamiento del Síndrome Ovarios Poliquísticos.

La relación entre SOP y nutrición

Existe una correlación positiva entre la restricción calórica y las alimentación de bajo índice glucémico para incrementar la sensibilidad a la insulina, mejorar la regulación de la glucosa e inducir la pérdida de peso en aquellas mujeres que lo requieran.

En general los resultados apuntan a una nutrición baja en carbohidratos, con una alta proporción de proteínas vegetales y animales de calidad, como una alternativa para reducir la resistencia a la insulina en las mujeres con SOP. Sin olvidarnos que la calidad de los carbohidratos incluidos en la alimentación juega un papel importante, por lo que se debe consumir carbohidratos complejos, evitando todos aquellos refinados y alimentos elaborados con los mismos.

Grasas de calidad para la inflamación crónica. La alta proporción de ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans se correlacionan con marcadores inflamatorios como los niveles de proteína C reactiva (PCR), el factor de necrosis tumoral (TNF) y la interleucina 6  (IL-6).

La cantidad también es importante. cuanto mayor sea la ingesta de grasas saturadas (malas), mayor será la proporción necesaria de grasas insaturadas para disminuir el efecto pro inflamatorio.

Otro aspecto importante, debes evitar todos aquellos alimentos agresores que promueven la inflamación de bajo grado

Suplementación en SOP

Para tener un visión más amplia de la nutrición en el SOP, también es necesario considerar el aporte de micronutrientes importantes como los flavonoides, el magnesio, el inositol y la vitamina D, entre otros. Ayudar a reducir la inflamación de bajo grado y abordar la microbiota, pero no uno cualquiera.

¡¡Si creías que era así, hay que comenzar a cambiar el chip!! Un trabajo de fondo donde restaurar el status microbiano, generando una eubiosis para que ayude a reducir la inflamación, resistencia a la insulina y disminuir posibles complicaciones metabólicas…..