Los alimentos son una poderosa medicina preventiva

Los alimentos como medicina preventiva

Los alimentos son una poderosa medicina preventiva

Si quieres obtener una salud óptima, debes hacerte cargo de tu alimentación. Tu salud física es un reflejo directo de lo que das a tu cuerpo y de cómo vives la vida en general. Ciertos alimentos procesados (que no ultraprocesados) pueden ser útiles, pero cocinar desde cero con ingredientes frescos, ecológicos y de temporada, y sin procesar es una necesidad absoluta si quieres mejorar tu salud.

Llenar tu despensa de alimentos REALES, es decir, sin procesar, enteros, no transgénicos (idealmente, orgánicos y cultivados de manera local) es un paso inteligente si buscas optimizar tu salud y tu calidad de vida.

Apoyar a la microbiota intestinal es quizá una de las cosas más benéficas que puede hacer por tu salud general. La indigestión, los gases o la inflamación, el estreñimiento o la diarrea, o prácticamente cualquier otra enfermedad crónica es un signo de que la microbiota intestinal está desequilibrada.

Los alimentos fermentados y no pasteurizados (té kukicha, kombucha, kimchi, chucrut, kéfir…) juegan un papel muy importante en tu salud general, ya que son la fuente principal de bacterias benéficas. La fibra de alta calidad, como las semillas de chía, también es importante para la microbiota. Como norma general, comer más vegetales frescos es uno de los pasos más simples que puedes dar para mejorar tu salud general.

Un buen caldo de huesos te ayudará a revertir la permeabilidad intestinal. La cual es la causante de una endotoxemia, y esta carga tóxica provocará inflamación y posteriores sintomatologías y a largo plazo enfermedades.

Mientras que nutrir la microbiota con alimentos saludables para el intestino ayuda a generar una base sólida para desarrollar una buena salud, se conocen otros alimentos que ayudan a tratar problemas más específicos por sus cualidades medicinales.

Alimentos como el jengibre, cúrcuma, pimienta negra, limón, menta, salmón salvaje de Alaska, hongos shiitake… Solo debes incorporar en tu alimentación estos alimentos para beneficiarse de sus propiedades.

Recuerda, durante el embarazo la nutrición apropiada se vuelve aún más importante. Los alimentos que ayudan a llevar un embarazo saludable son el brócoli, aguacate, salmón salvaje de Alaska, las bayas, semillas de chía y el huevo, y también recuerda que debes optimizar tus niveles de vitamina D, ya sea a través de una exposición solar adecuada, o con un suplemento en conjunto con vitamina K2.

Para obtener una buena salud debes comenzar a cambiar tu base nutricional. Pero como todo cambio, lleva un proceso de adaptación, de aprendizaje e interiorización. De esta manera incorporaras los cambios en tu día a día.

Si necesitas ayuda de una dietista-nutricionista profesional para confeccionar una dieta sana y equilibrada puedes contactar conmigo sin compromiso, te atenderé en el teléfono  676 977 955 o en el correo electrónico info@shilaansogain.com